Los niños

¿Puede una mujer embarazada andar en bicicleta?

El embarazo es un período maravilloso en la vida de una mujer. Recientemente, más y más médicos se sienten inclinados a creer que durante el embarazo no debe interrumpir una cantidad razonable de deportes, si su salud está bien y no hay contraindicaciones.

A muchas futuras madres, que están acostumbradas a los deportes, les gustaría seguir practicando deportes y estar en una "posición interesante". Por supuesto, mucho depende de las características individuales del organismo, del estado de salud y de las indicaciones médicas, así como de este o ese tipo de deporte. Por ejemplo, a menudo hacen la pregunta: ¿es posible que las mujeres embarazadas anden en bicicleta?

Puedes escuchar dos opiniones completamente opuestas.

Opinión uno: puede y debe ser!

Muchos expertos están convencidos: hay muchas más ventajas para las mujeres embarazadas en este deporte que desventajas.

La permanencia frecuente en el aire fresco es buena para la salud de la futura madre.

La forma física se mantiene, lo que significa que tanto el nacimiento en sí como la recuperación posterior son más fáciles.

El ciclismo es excelente para obtener emociones positivas y distraerse de las ansiedades que a menudo visitan las mujeres.

En la pelvis pequeña, así como en las piernas de muchas madres embarazadas, se forma el estancamiento de la sangre y el ciclismo ayuda a deshacerse de este fenómeno.

Este deporte ayuda a fortalecer los músculos del perineo, y es muy útil: el proceso de parto será más fácil.

El ciclismo es un gran ejercicio para los músculos de la espalda, lo que significa que en los próximos meses será más fácil "usar" una barriga adulta.

Opinión dos: puedes, pero no todos, y con grandes reservas

Otro grupo de médicos cree que las mujeres embarazadas no tienen necesidad de esforzarse y andar en bicicleta. Si realmente quieres hacer esto, debes seguir ciertas reglas.

No debes empezar a dominar este deporte, estar embarazada. Si no montó una bicicleta antes, no la empiece: posponga esta ocupación hasta que se recupere del nacimiento.

¡En ningún caso, no debe circular sobre una superficie rocosa y áspera! Elija áreas planas, evite caminos concurridos y caminos con agujeros y protuberancias: la sacudida puede causar un aborto involuntario.

Siéntese solo en esa bicicleta, que es ideal para usted en cuanto a altura y tamaño, ajuste la posición de los pedales y la dirección por adelantado.

En cuanto aparezcan sensaciones desagradables, mareos, náuseas o falta de aliento, es necesario bajarse de la bicicleta.

Es imposible empujar los pedales con esfuerzo.

No se puede andar en bicicleta por la colina.

Debe tener zapatos deportivos cómodos en los pies y un sombrero o un sombrero en la cabeza.

Bebe agua con frecuencia para evitar la deshidratación.

Tómate tu tiempo: apégate a un ritmo tranquilo y sin prisas.

Después de 28 semanas de gestación debes dejar de pedalear.

Finalmente, el último consejo: antes de montar la bicicleta, consulte a su médico. Y en el futuro, debería vigilar su estado.

Olga Moiseeva para la revista femenina

Загрузка...